Comprar un coche: ¿Gasolina o Diésel?

¿Gasolina o Diésel?

Hace unos años muchos defendían los coches con gasolina. Pero no por la pureza, sensación o deportividad, que estos puntos a la mayoría les importa un bledo, era simplemente por economía.

Ahora que los precios del diésel supera al de la gasolina, la comprar de un coche diésel es más bien un poco de capricho. Si te pasas el día en carretera por trabajo o te desplazas por trabajo a diario, el diésel es una buena opción.

Es difícil calcular lo que deberías de recorrer para rentabilizar un diésel, se habla de unos 30.000 kilómetros anuales. Lo usual es que hagas tus propias cuentas teniendo en cuenta el precio del combustible, el consumo que harás, la diferencia con otros coches, etc.

A continuación unas pequeñas ideas que necesitarás para valorar los cálculos:


Consejos para elegir entre Diésel o Gasolina

  • Aunque es difícil de predecir, el precio del gasóleo probablemente seguirá subiendo mucho más rápido que el de la gasolina.
  • Las reparaciones y revisiones que tengas con un coche con motor diésel son normalmente más caras.
  • Para calcular la diferencia real, no caigamos en la trampa de comparar los precios iniciales, compara las financiaciones con la misma cuota. Si hay 2.000 euros de diferencia y el gasolina lo pagas a 5 años, la diferencia será que el banco te preste 2.000 euros durante 5 años sin pagar nada, y después pagar esos 2.000 en un año o dos. Si aumentas la cuota para el diésel, estás haciendo trampa, también la podrías aumentar para el gasolina.
  • Te en cuenta que si llega una época de vacas flacas. Si tu coche es de gasolina, puedes optar por no moverte y no gastar así gasolina. Si tienes un coche diésel, el sobreprecio lo debes de pagar tu igual, el banco te cobrará igual aunque no uses el coche.
  • A favor del diésel, hay que decir que los consumos homologados habitualmente son más reales en los vehículos diésel que en los de gasolina. Es decir, que los coches diésel consumen más de lo que el fabricante nos cuenta, pero los de gasolina nos consumirán mucho mas de lo que nos cuentan. Esto es debido a la metodología de cálcuclo de los consumos y las características del tipo de motor.

Por otros lados, en lo que se refiere al placer de conducción, hay que decir que es algo subjetivo. Muchos aficionados al motor defienten con dientes los motores de gasolina como los únicos puros, sin embargo hay gente que prefiere conducir un diésel. Si bien los factores económicos son muy objetivos, más bien será una decisión personal comprar uno u otro. Asesórate sobre los precios, pero que nadie te diga cuál te gusta más, faltaría más que ya supieran tus gusto, eso solo lo sabes tú.