Consejos para comprar un coche nuevo

Comprar coche nuevo

Uno de los más importantes aspectos a la hora de elegir un buen modelo de coche es tener en cuenta las necesidades reales: tipod de coche (turismo, todo terreno, SUV...), el tamaño del coche (grande, mediano, pequeño), su carrocería (monovolúmen, familiar, coupé, berlina..) número de puertas, tipo de combustible y el tamaño de la mecánica (gasolina o diesel, cilindrada, su potencia..). Con todo esto luego tenemos que tener en cuenta el coste del seguro, los impuestos, las posibilidades para aparcarlo, mantenimiento, consumo de combustible y el uso que le vayamos a dar.


Elige modelos y sus versiones

Una vez que tengamos elegidos los modelos de coche que nos interesan, analizaremos las características técnicas y dimensiones para afinar más la búsqueda, descartando las versiones que no nos interesen. Actualmente todas las marcas nos ofrecen una garantía de un mínimo de dos años en sus modelos, pero algunas amplían a tres, cinco e incluso más. Aunque estas garantías nos obligan a pasar las revisiones futuras en sus talleres oficiales, este servicio debe ser tenido en cuenta a la hora de decidirnos por una u otra marca.

Visita y compara en varios concesionarios

Visitar los diferentes concesionarios para interesarnos por el modelo elegido y analizar las diferentes ofertas que nos proponen. Puede haber hasta un 10 por ciento de diferencia entre distintos concesionarios de una misma marca en diferentes provincias.

¿Por qué quieres ese coche?

Es muy importante tener muy claro porque queremos ese modelo y no dejarnos convencer fácilmente por el vendedor. Muchas veces nos argumentan cosas disparatadas contra otros modelos de la competencia para vender su producto. Otras veces nos alertan de lo plazos de entrega del coche, disponibilidad de colores o versiones. Asique hay que buscar bien, compara y no dejarse engatusar por el vendedor.

Ten en cuenta el estado del mercado

La salida al mercado de un nuevo modelo resulta a veces más interesante adquirir uno de la antigua generación que el más reciente. A veces, sacan un nuevo modelo practicamente igual, solo que con un nuevo "lavado de cara" con el consiguiente aumento de precio, por lo que el anterior modelo le podemos conseguir con un suculento descuento.

Negocia bien las condiciones de la compra

Una vez que ya hayamos elegido el modelo y la versión concreta, buscaremos las condiciones más interesantes en caso que tengamos que financiarles. A veces es más recomendable acudir a nuestro propio banco (si ya tenemos contratado algun servicio o préstamos) que recurrir a la financiera que nos proponen en el concesionario. Éstas financieras suelen tener muchas letras pequeñas que nos comprometen a pagar diversas comisiones de estudio, apertura, cancelación etc, y en muchas ocasiones nos obligan a pagar 14 cuotas anuales, en lugar de las 12 cuotas como ha de ser.

Cuidado con la letra pequeña

Las campañas de publicidad y promoción con las que nos bombardean son vinculantes, es decir, obligan al concesionario a respetar su precio y las fechas que aparecen en el anuncio. Cuidado con algunos detalles tipo "plan prever incluido", ya que esto es un engaño para los usuarios que no entregan coche a cambio. Ojo con las versiones anunciadas, normalmente en los anuncios viene el modelo más superior con el máximo de equipamiento y, sin embargo la versión que se oferta es la más básica.

Paga sólo por los impuestos que te corresponden

El pago del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica varía según donde esté matriculado el coche, per se fracciona por trimestres, por lo que sólo pagaremos los que resten para finalizar el año desde el momento en el que compramos el coche.

Exige una cumplimentada factura

Deberás de exigir al concesionario que nos entrege una factura debidamente cumplimentada en la que se nos detallen conceptos cobrados, tales como el precio de fábrica, impuestos que se le incluyen, gastos de matriculación, opciones incluídas en el coche, fecha, firma y el sello del establecimiento.

No firmes sin aclarar tus dudas

Si tienes cuAlquiler duda, si algún punto no te queda claro o si no estás completamente convencido con las condiciones, no firmes nada y no te comprometas. Solicita ayuda a algún experto para seguir buscando en otro concesionario. Ten en cuenta que el modelo que estas comprando te tiene que gustar, y mucho, ya que vas a desembolsar una gran cantidad de dinero.