Historia de Saab

Saab es un fabricante de coches que nació en Linköping, Suecia, en el año 1937. Se fundó como una empresa de automovilismo y aviación bajo el nombre Svenska Aeroplan AB, donde AB significa (sociedad anónima en sueco), por lo que la sigla resultante era Saab. Luego el nombre fue cambiado a Saab AB. En 1940 crearon una división para coches llamada Saab Automobile.

En sus 75 años de existencia, esta empresa ha vivido severas críticas, por lo que tuvo que ser comprada en varias oportunidades. Finalmente, en diciembre del 2011 la empresa se declaró oficialmente en quiebra, dejando solo con vida a Saab Parts, para abastecer el mercado de autopartes. Sin embargo, esta empresa ha dejado importantes modelos en la historia del automovilismo que fueron considerados seguros y resistentes.

Historia de Saab Automobile

Creada originalmente para construir aviones y coches, Saab decidió abrir una filial especializada solo en el sector automovilístico que se llamó Saab Automobile. Esto sucedió en 1940. Construyeron la planta en Trollhättan, Suecia, la cual ha sido hasta la actualidad la casa principal de esta marca. Esta se caracterizó principalmente por sus buenos motores y la seguridad de sus vehículos.


Saab 92
Saab 92

El primer coche de esta empresa fue el Saab 92, el cual apareció el 10 de junio de 1947 y fue creación de un pequeño grupo de aeronáuticos. El resultado fue un coche con tracción delantera, de dos puertas y cuatro plazas. El motor bicilíndrico estaba en la parte de adelante y las ruedas tenían suspensión independiente. Fue diseñado por la prestigiosa casa sueca Sixten Sason. En los siguientes años, se mantuvo este diseño básico pero sus características técnicas cambiaron, lo mismo que los nombres de sus versiones.

Así fue el Saab 96, que salió en 1960, el cual permitió elevar la producción hasta 50 mil unidades anuales. El 96 era un coche fácil de mantener, muy sólido y ganador en competiciones como el Rally de Inglaterra y dos Montecarlo. Con esta publicidad y ventajosa situación, este carro logró consolidar a la marca en Estados Unidos. Dato curioso: el Saab 96 fue uno de los primeros en colocar cinturón de seguridad.


Saab 96
Saab 96

Llegó el Saab 99 en 1967, ahora con un motor de cuatro cilindros, diseñado y fabricado por Triumph, en Inglaterra. En esos años la empresa se fusionó con Scania, por lo que pasó a llamarse Saab-Scania AB. Gracias a esta unión, la producción del Saab 99 aumentó y salieron interesantes versiones como el EMS, que utilizaba motor de inyección y 150 caballos. En 1977 salió Turbo, el primer vehículo turboalimentado que ganaba un Rally (lo hizo Sting Blomqvist en el Rally de Suecia). Las cosas fueron cuesta arriba para la marca, que llegó a los 90´s siendo reconocida por el público y demás fabricantes.

En 1990 General Motors adquirió el 51% de las acciones de Saab Automobile. Para entonces, la firma sueca había superado la marca de los 2 millones de unidades producidas. Una década después, General Motors se convenció de comprar la mitad restante y pasó a ser parte de su grupo industrial. La marca usaba partes Opel en sus coches y siempre fueron destacados por su turbo alimentación y sus cualidades aeronáuticas.

Presente de Saab Automobile


Saab 9X BioHyrbid
Saab 9X BioHyrbid

Sin embargo, y contra todo pronóstico, la situación se iba a poner mal diez años después. La marca fue asolada por una gran crisis que forzó que General Motors la venda al fabricante holandés de deportivos Spyker. Esta empresa hizo denodados esfuerzos por más de un año pero finalmente tuvo que declarar a Saab Automobile en bancarrota.





Valoración usuarios

8.1

Conducción:

Confort:

Diseño:

Equipamiento:

Fiabilidad:

Seguridad:


Ver también