Claves para pasar la ITV de tu coche a la primera

La hora de pasar la ITV del coche siempre genera cierto grado de nerviosismo. Y es que aunque sea un coche que funciona estupendamente y que no te ha dado ningún problema nunca, sobre nosotros los conductores sobrevuela el miedo de “¿y si algo sale mal?”.


Para conseguir pasar la ITV a la primera y quitarte todo el miedo, sólo hay que seguir unas recomendación. La pregunta del millón: ¿Cómo? Ahora los repasamos.



5 tips que hay que tener controlados sí o sí antes de ir a la ITV

1. Los papeles del coche, ordenados y en regla. Controla que llevas el permiso de circulación, el seguro en vigor y la ficha técnica del vehículo. Todo ello te lo van a pedir antes de comenzar, así que llévalo a mano y organizado.


2. Evita colas: pide cita. Por lo general muchas personas acuden a pasar la ITV “cuando les viene bien”, sin pedir cita previa. Esto genera que se formen largas colas y atascos, haciendo que pierdas tiempo innecesariamente, generes nervios y en consecuencia, mal humor. Te recomendamos que pidas cita online a través de las webs habilitadas, de esta manera ganarás tiempo y evitarás hacer más nervios de los necesarios.


3. Revisa los básicos de tu vehículo. Con esto nos referimos a que, antes de ir a la ITV, deberás controlar que los elementos más básicos de tu vehículo funcionen correctamente. Nos referimos a las luces (tanto las de posición, como largas, intermitentes, etc), los limpiaparabrisas (que limpie bien y que vaya con líquido limpiaparabrisas), revisar que la tensión del cinturón de seguridad sea adecuada, que el claxon suene perfectamente, que la carrocería esté en buen estado (o al menos en estado pasable), etc… No deberemos olvidar tampoco revisar el aceite, el nivel de agua, de anticongelante… deberán estar en los niveles óptimos recomendados para poder pasar la revisión. Por lo menos que estos puntos fundamentales de tu vehículo estén en correcto estado.


4. Ruedas, frenos… en buen estado. Es prioritario que revises estos dos aspectos, pues son claves no sólo para pasar la ITV sino para tu propia seguridad como conductor. Repasa el aire de las ruedas y ajústalo a la medida recomendada por el fabricante. Si a la hora de repasarlas ves que las ruedas están muy desgastada, casi sin dibujo o incluso con grietas, acude a tu taller a que te las cambien. Insisto, no sólo para pasar la ITV, sino por propia seguridad. Ten en cuenta que las ruedas son el único elemento del coche que toca con la carretera: es imprescindible que estén en buen estado o no pasarás la revisión. El nivel de frenado es importante. Por lo general nunca frenan igual las cuatro ruedas y es importante, si notas algún tipo de descompensación o que el recorrido de frenada es excesivamente largo, que acudas a tu taller a revisarlo.



5. Si tienes dudas, haz una revisión previa. Si después de revisar todos estos puntos de tu vehículo sigues teniendo dudas, es más que recomendable acudir a tu taller de confianza y pedirle que te hagan una “puesta a punto” del vehículo. Hay cosas que puedes solucionar fácilmente, como las luces o el limpiaparabrisas, pero otras como las ruedas o los frenos, requieren de un profesional. Si tu vehículo es relativamente viejo o tiene muchos kilómetros a sus espaldas, merece la pena el hacer esa revisión previa.


No olvides que el pasar la ITV es obligatorio para poder conducir un vehículo, pues el no hacerlo conlleva multas de hasta 200€. Ten en cuenta que mediante esta inspección lo que se hace es constatar que tu vehículo es apto para circular, y esto es fundamental para tu seguridad y la del resto de conductores, dale la importancia que se merece.


Publicado en Seguridad por Javier Colomina | 14 de Abril, 2016 (12:00H)

Comparte la noticia con tus amigos:

Comentarios