Los errores más comunes al volante


Vamos a ser sinceros, todos los conductores nos creemos que conducimos bien. Ninguno cometemos errores, siempre son los otros conductores los que meten la pata y a algunos, les gusta hacérselo saber a los demás. ¿Pero es verdad que no cometemos ningún error cuando nos montamos en nuestros coches?


Vamos a repasar los 5 errores más peligrosos al volante y tú mismo verás, si eres un perfecto conductor o no:


1) Circular con el freno de mano puesto
Al conducir con el freno de mano puesto, desgastaremos rápidamente los frenos principales del coche, con el peligro que conlleva. Además, desgastaremos las pastillas de freno y podemos dañar los discos de freno. También es posible que causemos daños al motor al sobrecalentarlo, entre otros problemas.


2) Equivocarse con la marcha atrás
Esto suena más a un video gracioso en youtube pero sucede más veces de lo que creemos. Quieres meter la primera marcha pero por equivocación, introduces la marcha atrás. Lo menos grave que puede suceder es que dañes la parte trasera del coche y lo más grave, que atropelles a alguien. Mucho cuidado al meter una marcha, ¡precaución!


3) Echar diésel en lugar de gasolina
Esto le pasó al que está redactando este post. Dejé mi coche en reparación y el taller me dejo otro en sustitución. Fui a repostar pensando que tenía un motor diésel y resultó que no :). ¿Resultado? Llamada a la grúa para que se lo llevarán al taller y allí vaciarán el depósito de combustible. Afortunadamente me di cuenta pronto y las consecuencias no fueron más allá pero podría haber causado graves daños al vehículo. Si te pasa lo mismo y te das cuenta a tiempo, no arranques el motor para que el combustible no se distribuya entre varias piezas del coche que podrían acabar afectadas. Lleva el vehículo al taller más próximo para que extraigan el combustible lo antes posible. Los asegurados de Mutua Madrileña (más información aquí) que sufran esta situación pueden solicitar de forma gratuita la asistencia de Autoclub Mutua, quien se encargará de recoger el coche inmovilizado y de llevar al taller que elija el mutualista para su reparación.


4) Mal uso de las rotondas
Todo el mundo piensa que sabe utilizarlas correctamente pero la verdad es que pocos lo hacen como se debe. Si te encuentras circulando por el carril interno, antes de tomar una salida, tienes que cambiarte al carril exterior. El uso de los intermitentes guiará al resto de conductores para conocer exactamente lo que vas a hacer. La prioridad recae en el vehículo que ya se encuentra en la rotonda.


5) Retrovisores exteriores como adorno
Los retrovisores exteriores no son complementos estéticos del coche, tienen su función. Es mucho más fácil llevar el control del vehículo, usando los retrovisores exteriores. Tendremos visión sobre los puntos muertos de nuestro coche, sabremos exactamente lo que hace el conductor que va detrás de nosotros y la hora de maniobrar, nos facilitará mucho las cosas. ¡Úsalos!


Publicado en Seguridad por Alfonso Sachettini | 15 de Junio, 2015 (12:00H)

Comparte la noticia con tus amigos:

Comentarios