Audi e-Tron Spyder Concept, una de las estrellas de París


Un prototipo para el cual es imposible pasar desapercibido es el Audi e-Tron Spyder Concept. Aunque la marca germana presentó dos prototipos algo similares no hace mucho tiempo, primero en Frankfurt en 2009, y a principios de 2010 en Detroit; este coche no deja de concitar la atención, pues a diferencia de sus “hermanos” no es eléctrico, sino más bien un híbrido diesel enchufable. No es seguro que se llegue a producir en serie, pero el hecho de que la marca de Ingolstadt haya desarrollado prototipos parecidos en un corto lapso, definitivamente da que pensar.



Usa la misma base del Audi R8 Spyder, pero con unas dimensiones más compactas. Es un deportivo biplaza bastante pequeño, con 4.06 metros de largo. Además es bajo, por la ausencia de techo, y la presencia de un reducido parabrisas frontal que se prolonga a lo largo de la línea lateral. De ancho tiene 1,81 metros, mientras que de altura sólo 1,11 metros.


A primera vista llaman la atención la gran parrilla cromada, las llantas deportivas y el exclusivo habitáculo. Un curioso detalle es el logo de los cuatro aros sobre el capó, que al presionarse deja salir un enchufe y tres indicadores con el nivel de carga de las baterías, que nos indica el tiempo restante de energía, acompañado de un mapa por GPS que muestra el rango de autonomía por el que nos podemos mover.



El Audi e-Tron Spyder Concept equipa un motor central, acompañado por dos motores eléctricos (en el eje delantero) y las baterías. El propulsor diesel es un V6 3.0 Twin Turbo, con potencia máxima de 300 CV y contundente par motor de 650 Nm, asociado a una caja de cambios de siete marchas con doble embrague. Por sí solos, los motores eléctricos desarrollan una potencia combinada de 88 CV, con par máximo de 352 Nm.


Lleva una tracción quattro revisada, con los motores eléctricos encargados de mover las ruedas delanteras, y el diesel de las traseras. Además, se monta el sistema Torque Vectoring, que corrige las trayectorias, pérdidas de par a las ruedasm problemas de sobreviraje o subviraje. Las prestaciones, como debe ser, están a la altura de lo esperado. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos, mientras que la velocidad máxima es de 250 Km/h.



El consumo está bastante equilibrado, con 2,2 litros/100 Km y emisiones de 59 g/Km. Exclusivamente en modo eléctrico, este coche tiene una autonomía de 50 Km, con una capacidad de 9,1 KwH, siempre que no se circule a más de 60 Km/h. Con un depósito de 50 litros, se pueden recorrer 1.000 kilómetros.


La estructura de este prototipo se denomina Audi Space Frame, y está completamente hecha en aluminio extrusionado, reforzado en algunas partes con planchas del mismo metal. En algunos elementos de la carrocería y el chasis se utilizó fibra de carbono. Como resultado tiene un peso contenido: 1.450 Kg.



Según la propia Audi, este coche es cómodo y fácil de conducir, sin sacrificar ni un átomo el fuerte carácter deportivo. Como ya dijimos, no es del todo probable que el Audi e-Tron Spyder Concept llegue a fabricarse en serie, pero no sería de extrañar si la firma alemana se decide, pues ya viene haciendo prototipos de este tipo con buenos resultados hace buen tiempo. Las oportunidades laborales en las dos plantas alemanas de producción de Audi en Ingolstadt y Neckarsulm, siempre requieren de nuevos empleados para seguir creciendo. Trabajar en Alemania puede ser algo fastidioso, pero a veces no queda otro remedio que buscar suerte en otros países.



Publicado en Prototipos por Miguel Ortiz | 5 de Octubre, 2010 (18:00H)

Comparte la noticia con tus amigos:

Comentarios