Ford Mustang GT 2011 se enfrenta al BMW M3 Coupe


Fiel a su costumbre, Motor Trend ha enfrentado en el circuito a dos deportivos de radicales prestaciones, para de alguna manera demostrar cual lleva la ventaja en rendimiento. En un apasionante duelo (llevado a cabo en el famoso trazado de Laguna Seca) entre dos grandes del segmento, se han visto las caras el Ford Mustang GT 2011 y el BMW M3 Coupe.


El Mustang, con la moral crecida por su clara superioridad ante el rival eterno (Chevrolet Camaro), aparentemente es el rey absoluto de los coches americanos, por lo que hacía falta ponerlo a prueba con un bólido del otro lado del charco de cartel más llamativo, el BMW M3 Coupe 2011. Un caballo yankee desbocado frente a un refinado ejemplar alemán.



Hace unos años, el Ford Mustang GT no hubiera tenido la mínima oportunidad frente al BMW M3, un deportivo de mucha casta. Pero Ford ya había evidenciado la fe depositada en su retoño, afirmando que las mejoras hechas bastaban para vencer al adversario europeo. Y en vista de lo ocurrido, no exageraban.


Ambos modelos son equiparables, en teoría. Los dos montan un motor V8 de 32 válvulas de apertura variable, caja de cambios manual de seis marchas, tracción trasera, configuración 4 plazas y un peso similar. Hasta aquí, casi todo igual, excepto el precio: desde $ 30.495 para el americano y desde 55.800 dólares el alemán. Siendo más específicos, el propulsor del vehículo de Detroit entrega una potencia de 412 CV y par máximo de 529 Nm; mientras que el de Múnich tiene una potencia de 414 y 400 Nm de par máximo. Seguimos con las cifras bastante parejas, pero vamos a lo que nos interesa: la batalla en circuito.



Desde el inicio, la ventaja de más de 100 Nm del Mustang fue notoria, a pesar de que ambos competidores aceleran de 0 a 96,5 km/h en 4,4 segundos, en el ¼ de milla el pony car para el crono en 12,7 segundos a una velocidad de 180 Km/h (una milésima por arriba del BMW).


La popular “figura en 8” el Ford Mustang la hace en 24,9 segundos soportando una aceleración lateral de 0,76g por los 25,1 segundos con una aceleración lateral de 0,74g del alemán. Con la prueba de aceleración lateral.0,96g por 0,95g, también para el americano.



También en el frenado el Ford Mustang GT 2011 es superior. Mientras que el BMW requiere de 33,53 metros para detenerse del todo a 96,5 km/h, él es capaz de parar a los 32,92 metros a igual velocidad. Todas estas pruebas las hizo un mismo conductor en ambos coches, pero al meterse de lleno a la faena con pilotos profesionales, es decir compitiendo al 100%, la cosa cambia a favor del BMW M3, aunque con una diferencia bastante ligera de 0,09 décimas en las mejores vueltas.


Como vemos, hay pruebas que refuerzan lo publicado por diversas revistas: que el actual Ford Mustang GT es el mejor y más compensado pony car americano que se ha construido en toda la historia. Conociendo este panorama, la expectativa es grande por ver al Ford Mustang Boss 302 en acción. Seguramente dejará perplejo a más de uno.


Publicado en Comparativa por Miguel Ortiz | 25 de Agosto, 2010 (22:28H)

Comparte la noticia con tus amigos:

Comentarios