Ford Mustang Boss 302, el retorno de un legendario pony car


Después de 40 años de larga espera, uno de los mejores Mustang de la historia está de vuelta. Nos referimos al Ford Mustang Boss 302. No veíamos al legendario coche desde 1969, y desde que el proyecto de “reflote” se diera a conocer en el 2006, todos los fanáticos del pony car estaban más que ansiosos.


Con una estética y prestaciones realmente impresionantes, el Ford Mustang Boss (302, 429 y 351) logró cautivar a medio mundo, en sus cortos tres años de vida. Hoy, la marca ha resucitado al modelo, con la premisa de hacerlo más deportivo, eficiente y rápido. Se ha realizado un arduo trabajo, que resulta en un grandioso vehículo de competición homologado para carretera, ni más ni menos.



Se le han instalado suspensiones rígidas y rebajadas, mejorándose la dirección adaptativa. Con un diseño retro actualizado, lo primero que salta a la vista es el splitter delantero, que minimiza la resistencia del aire. Desde el frontal hasta la trasera, pasando por los laterales y el capó, la aerodinámica se ha tomado muy en cuenta. También destaca la nueva parrilla, con faros anti niebla ciegos. En la trasera, un spoiler ayuda a la mencionada aerodinámica.


Hay cinco colores disponibles para el exterior: Competition Orange, Performance White, Kona Blue Metallic, Yellow Blaze Tri-Coat Metallic y Race Red, que combinan con los vinilos (negros o blancos) del capó y laterales.



Como no podía ser de otra forma, el interior del Ford Mustang Boss 302 debía estar a la altura de los demás aspectos. El habitáculo rebosa deportividad, con asientos tapizados en piel y lona, con el logo de Boss 302 bordado. El volante está cubierto de Alcántara. El salpicadero lleva aluminio bruñido, y el pomo del cambio de marchas es pequeño y corto. Por si fuera poco, en el habitáculo se han eliminado 5 kilos de material aislante acústico, para que el infartante sonido del motor pueda deleitarnos.



La motorización de este magnífico pony car lleva como corazón un V8 de 302 cc y 440 CV de potencia. Su par máximo es de 515 Nm, y puede alcanzar la velocidad máxima de 250 Km/h. Posee un embrague específico, con una caja de cambios manual de seis marchas.


El sistema de suspensiones, que brinda una soberbia maniobrabilidad, lleva muelles helicoidales de alto rendimiento, bujes duros y un novedoso ajuste manual de dureza, de fácil manejo pues podemos elegir a través del maletero o el capó, la dureza deseada (hay 5 niveles), simplemente con un destornillador plano.



La línea de escape también ha sido muy cuidada. Posee cuatro salidas, si bien dos de ellas no son fácilmente visibles. Además, el coche lleva un eje trasero equipado con diferencial de deslizamiento limitado gracias a unos discos de carbono. Opcionalmente hay un diferencial Torsen.


Las llantas son exclusivas para el Ford Mustang Boss 302. De aleación ligera y 19 pulgadas, montan neumáticos Pirelli PZero de 255/40 ZR19 delante y 285/35 ZR19 detrás. Los discos de freno delanteros son Brembo de 14 pulgadas, con pinzas de cuatro pistones, mientras que los frenos traseros son una mejora de los que lleva el Mustang GT.



En cuanto a equipamiento tecnológico, el Ford Mustang Boss 302 cuenta con ABS mejorado, control de tracción y de estabilidad deportivos, opciones que pueden ser desactivadas a voluntad, o escogerse en tres diferentes modos. El sistema de dirección sensitiva también cuenta con tres modos de ajuste: Comfort, Normal y Sport, que transmiten las irregularidades del terreno al volante, ayudando a maniobrar mejor el vehículo.


Existirá una versión aun más radical, llamada Ford Mustang Boss 302 Laguna Seca; una serie limitada que hereda rasgos como la aerodinámica, defensas y buena parte de la carrocería del Mustang Boss 302R, modelo de competición creado por Ford Racing. El Laguna Seca monta buckets de Recaro preparados para instalar arneses de competencia.



En este bólido, aparentemente se han suprimido los asientos traseros para reducir drásticamente el peso. Si bien no se han ofrecido datos formales, este coche ha sido probado en circuito, superando al que es visto como el rival más fuerte en el segmento de deportivos coupé: el BMW M3.


Publicado en Nuevos modelos por Miguel Ortiz | 17 de Agosto, 2010 (18:28H)

Comparte la noticia con tus amigos:

Comentarios