Mini Cooper S psicodélico; homenaje a George Harrison


El singular Mini Cooper S que ilustra esta noticia está dedicado nada menos que a George Harrison (Q.E.P.D), el que fuera integrante del legendario grupo musical The Beatles. La propia Mini ha sido la encargada de redecorar este vehículo, de 1966. La estética psicodélica salta a la vista chillonamente, algo muy atinado por cierto, ya que la filosofía del extinto músico iba acorde con tal visión del arte…y del mundo.



La viuda Olivia Harrison ha sido la que supervisó el diseño permanentemente, incluidos los llamativos detalles del sol, las caras y flores. Esta unidad es única, y (al menos de momento) no se pondrá a la venta; aunque se dejará ver en el encuentro Mini United que se llevará a cabo desde el 22 de mayo en Silverstone.


Un justo y merecido homenaje a George Harrison, uno de los más queridos y emblemáticos miembros de “los cuatro de Liverpool”, considerado entre los mejores guitarristas de la historia, y dotado además de notable talento para la composición.


Hay quien bromea con hacer una versión dedicada a John Lennon con un diseño más hippie y psicodélico, así como hojas de marihuana pintadas a lo largo del coche. Lo cierto es que la idea no se ha tomado a risa y algunos de los responsables de la gama Mini Cooper se lo están pensando, e incluso han sacado algunos bocetos para ver como podría quedar. Sin embargo, tras haber hecho un estudio de mercado, los especialistas en marketing de la marca han visto que no iba a ser ningún éxito.


Bien es cierto que el nuevo diseño habría causado furor entre la prensa y los fans del cantante, sin embargo, todavía hay bastante recelo social con el asunto del cannabis y con toda probabilidad, el lanzamiento de un vehículo diseñado con estas características habría podido bajar la popularidad de la marca. Aunque el consumo de esta sustancia y la venta de semillas de marihuana es legal, el hecho de destacar visualmente una sustancia incompatible con la conducción en un vehículo, es algo que no va a ser del agrado ni de las autoridades responsables de evitar accidentes ni de los usuarios o interesados en la compra de vehículos mini.


Así que el rechazo del público no sería por el hecho de mostrar marihuana en su diseño, sino por la asociación que tiene el fumar este tipo de drogas con la conducción de un vehículo que además tiene un motor potente.



Publicado en Tuning por Miguel Ortiz | 20 de Mayo, 2009 (05:00H)

Comparte la noticia con tus amigos:

Comentarios